viernes, 31 de agosto de 2001

A falta de pan...

Parque de atracciones de Madrid.

Personalmente prefiero un parque temátio de los grandes, tipo Port Aventura, pero claro, si vives en Madrid te pilla más a mano.
 
En el precio quizás patinen un poco, algo caro, ya que no llega a ser un parque temático, pero si eres como yo, de los que se montan en TODO, amortizas el precio del calco.
 
lo que tiene bueno respecto a otros parques es que las colas son inferiores, y en definitiva te lo pasas bien, sobre todo en las atracciones de agua, para mí lomejor, sobre todo en verano.
 
Los servicios son adecuados, y la orientación a traves del plano que te dan es buena.
 
También encuentro una pega en el horario, abren un poco tarde, al menos en verano no estaría de más que comenzarán a las diez (la primera vez que fui me planté allí a esa hora y tuve que esperar un "ratillo", eso sí, no fuímos los únicos, ni mucho menos. la atención recibida no fue demasiado atenta, porque a pesar de hacer un sol de justicia, abrieron las taquillas media hora antes, y nos dejaron la ilusión de pasar tras éstas; todos creíamos que al haber tanta gente nos dejarian entrar pero no fue así, y hubieramos estado mejor fuera, porque una vez pasadas las taquillas nos apelotonaron a todos a pleno sol. lo malo es que había muchos niños pequeños y corrieron peligro de insolación).
 
pero bueno, una vez que logras entrar la verdad es que puedes pasar un día muy divertido y olvidar un poquito la ciudad (si te abstraes lo suficiente, sentado en una de las terrazas, comiendote un burrito, con la atracción de agua al fondo, parece que estuvieras en la playa).
hay que ir.