lunes, 5 de noviembre de 2007

Lecturas

Después de una semana de vacaciones, estoy pasando la jornada laboral pensando en lo a gusto que se está en casa con la calefacción puesta, un libro, la manta y mi gata a mi lado.

Ya queda menos.
Isis a veces me marca las páginas donde me he quedado.