lunes, 16 de abril de 2007

Simba


Simba sigue adelante.
Ya es un minigato curioso y cariñoso. Ronronea de gusto cuando lo acaricias y siempre intenta escaparse de su caja.

Su hermano no lo consiguió, pero Simba poquito a poco va creciendo y poniéndose fuerte.