jueves, 24 de julio de 2008

Desvariando

Los ojos son el espejo del alma, dicen. Yo también los veo como una ventana al cerebro, la conexión del mundo exterior con el interior. Un viaje de ida y vuelta (en la mayoría de las ocasiones)

Cuando miras los ojos de la gente no es difícil imaginar que es lo que han ido viendo, o sintiendo, no todo es vista, porque el resto de sentidos completan las sensaciones. Pero por evidentes, y a la vez misteriosos, los ojos son imanes para quien te observa.

¿Qué he visto? No lo sé. A menudo ando entre dos aguas, no acabo de escaparme de la sensación de ser sólo una espectadora. Observo todo el tiempo. Me gusta mirar, pero no sé qué es lo que estoy viendo.

Te estoy mirando. ¿Me estás viendo?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡qué mala es la calor de ZGZ, pero qué mala!

^u.u^ dijo...

ya te digo :P