jueves, 17 de octubre de 2002

Magobioooooo. Metro de Madrid

Una de las cosas que más llama la atención cuando llegas a Madrid (Mad City) es el metro. Para los que venimos de "provincias" (pero qué bien se vive en provincias) el metro es una cosa nueva y tienes ganas de ver qué es.
Cuando llevas unos años usándolo a diario lo odias.
 
Tiene sus ventajas, claro. Rapidez (excepto algunas lineas, que tardan un montón), que contamina menos que los coches.... Pero también sus desventajas, resumidas: olores extraños, escaleras, escaleras y más escaleras, la gente q fuma (está prohibido, pero la peña ni caso. Yo soy fumadora y allí no fumo. Bastante enrarecido está ya el ambiente). etc.
Una de las peores cosas, el precio, más que nada por las megasubidas de estos dos últimos años. Subidas que no vienen demasiado a cuento, aunque las justifican con las mejoras que han realizado. Por ej. la estacion de Nuevos Ministerios, donde se pueden facturar las maletas e ir tú tranquilamente al aeropuerto con las manos en los bolsillos.
Yo no m fiaría mucho, si pierden las maletas en el aeropuerto, imaginaos q puede pasar con ellas en una estación de metro. Por otra parte, si como dicen Barajas tiene los años contados porque se va a construir otro mega aeropuerto, por que han gastado tanto dinero ahora?
 
Otra de las mejoras son las pantallas de tele que han puesto en algunas estaciones. Muy útil. Si. Muchísimo. Canal metro. noticias repetidas una y otra vez una y otra vez. No tiene sonido, son sólo imágenes. Muchas veces ves todas las pantallas con un precioso mensaje de "error no se pudo cargar el file". Je. Y miras el mensaje de error los cinco minutos que te tiras esperando a que llegue el siguiente tren.
En horas punta en según en qué líneas lo puedes pasar muy bien. Si eres de los q te gusta tener a alguien (mejor dicho, a alguienes) muy pegaditos a ti, agarrando el bolso con fuerza, como si te fuera la vida en ello, porque claro, a ver quién se fia entre tanta gente. Y te pisan y tú pisas. Y no alcanzas la barra para agarrarte, pero piensas, qué más da, estamos tan aprisionados que es imposible caerse.
 
Yo a veces prefiero llegar tarde al curro y dejar pasar un tren. Es que hay veces que flipas, porque piensas "no cabe nadie más" y entonces ves a cuatro que vienen corriendo y se meten, y empujan y empujan hasta que entran. Luego se cierran las puertas y tu permaneces en el anden, el tren se va y ves pasar caras aplastadas contra los cristales.
Luego que la gente se deprime. Aguantar esto todos los días acaba hartando bastante.
Por que no ponen más trenes en las líneas que se saturan?
 
Otra cuestión que me sorprendía bastante al principio y a la que ya me voy acostumbrando: lo maleducada que es la gente. No se suele respetar el consejo "dejen salir antes de entrar". La gente se lanza literalmente al vagon en cuanto se abren las puertas, aunque toda una maraña humana esté preparada para salir. Y hala, empujones, malas caras, codazos... y todos corriendo a sentarse. da lo mismo que haya personas mayores, o gente con muletas o mujeres con bebés en brazos. Aquí prima el primero que llega se sienta. Y que nadie m diga nada. Siempre es lo mismo. Da verguenza ver que un tio joven de treinta años se abalanza hacia un asiento libre cuando un abuelillo va a intentar sentarse ahi. A L U C I N A N T E.
 
Más cosas, ahora una positiva, venga. En el metro ves de TODO. Gente pidiendo en los vagones. que ya la conoces y la oyes repetir la misma historia día tras día. Músicos, algunos muy buenos que amenizan el viaje. Pero ahora han debido poner más vigilancia en este aspecto porque cada vez se ven menos.
Y tambien puedes ver otras cosas "raras". Hace un par de semanas, a las ocho y media de la mañana en mi vagón había un chico con la cabeza abierta, todo lleno de sangre leyendo tan pancho el periódico. Esto es Madrid.
Y no sé qué más. Estas son las impresiones de este medio de transporte que tengo que utilizar diariamente. La verdad es que deberían mejorarlo y promover más el transporte público, porque tal y como está casi apetece más meterte en un atasco, al menos vas sentadito sin nadie montado en tu chepa....
 
En Zaragoza no había metro. Pero ni falta que hace.